PODER

Mujeres zapatistas a todo color

En Chiapas, las mujeres usan el arte callejero para celebrar su historia

La Revolución Mexicana de 1910 condujo a una revolución artística, específicamente, al Movimiento Muralista. El nuevo gobierno invitó a los artistas a pintar para la gente: sus valientes imágenes de colores brillantes ilustran, inspiran y enseñan la historia de México.
Image
Foto: Peio
Mujeres zapatistas trabajan en un mural
Ver más grande >
Image
Foto: Laila Laquebaila
Image
Foto: Laila Laquebaila
Image
Foto: Laila Laquebaila
Image
Foto: Laila Laquebaila
La tradición continúa hoy en Chiapas, el estado más al sur y más pobre de México. Los revolucionarios de hoy son los zapatistas; los artistas son la gente misma, muchas de ellos, mujeres.  

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) fue fundado en 1983. Los indígenas y sus aliados declararon una guerra no violenta contra el estado mexicano. Continúan peleando por el derecho a la tierra y en contra de políticas que amenazan los medios agrícolas de sustento. Como se puede ver en estas imágenes, una de sus armas el pincel.

En Chiapas, México, descoloridas puertas de graneros, grises paredes escolares y edificios comunales fueron convertidos en vibrantes obras de arte y expresión política por la comunidad zapatista.

En lugares donde existen altos niveles de marginación y analfabetismo, como en Chiapas, las imágenes pueden jugar un importante rol educativo y generador de consciencia y autoconocimiento. Sucesos históricos y contemporáneos se "cuentan" usando imágenes, a menudo más efectivas gracias a su permanencia en la superficie pública.

Entre el reparto de personajes en las paredes, hay mujeres zapatistas. Los murales ilustran su posición como pilares de la comunidad; como líderes, maestras, soldados, madres y granjeras. Muchas de sus caras tienen máscaras, un símbolo de su compromiso con la causa zapatista; los zapatistas ocultan sus rostros para ser vistos.

Un globo de diálogo sale de la boca enmascarada de una mujer, que grita: "¡Autonomía!". Debajo de una pancarta que dice "EZLN", Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, una chica enmascarada sopla una caracola, convocando a su comunidad a reunirse, siguiendo la antigua tradición maya.

"Es a través de los murales que manifestamos nuestra manera de ser, nuestra cultura y una resistencia como pueblo indígena, al que por muchos años han intentado borrar del mapa de nuestro territorio mexicano", dice un miembro de la comunidad.

Estas escenas no son pintadas por un único artista. Los murales son una expresión colectiva de la voz de una comunidad. Los héroes a los que se honra, los eslóganes y el simbolismo que se eligen para los muros, todo proveerá inspiración y validación para continuar la lucha por su autonomía. Las imágenes elegidas para estas piezas públicas celebran figuras culturales e históricas, el poder de la gente contra las adversidades y visiones utópicas de un futuro colectivo.

En un granero en el pueblo zapatista de Oventic, el rostro cubierto de una mujer maya comparte el muro con un retrato del líder revolucionario mexicano de 1910, Emiliano Zapata, de quien el movimiento zapatista tomó el nombre. Al lado de la cara de la mujer, una leyenda proclama: "La mujer valiente es el corazón de la libertad".

Adaptado de un artículo de Laila La Quebaila

(0) | Añada Su Comentario

Etiquetas:

No se encontraron etiquetas.




Comentarios


Iniciar sesión





RSS


Toma de acciones

Sumérjase en el arte de las mujeres en México

Sumérjase en el arte de las mujeres en México

¿Le encanta IMOW? Entonces, péguele una mirada a este increíble museo de mujeres en México que celebra a artistas mexicanas contemporáneas. MUMA presenta obras de arte cautivantes, controvertidas y políticas, como la reconocida pieza de Lorena Wolffer sobre los feminicidios en Ciudad Juárez. (Español)