BIOLOGÍA

¡Ocupen espacio!

Las mujeres de Greenham Common hacen una protesta de veinte años

¿Hay algo más personal -- y político -- para las mujeres que sus cuerpos? Conscientes de su carga política, las mujeres se han lanzado físicamente a los espacios públicos para protestar contra la guerra, la injusticia humana y el abuso de poder. Uno de los ejemplos más vívidos y duraderos de mujeres que usan sus cuerpos para tomar un espacio realizando una protesta no violenta son las mujeres de Greenham Common.

Desde 1981 a 2000, decenas de miles de mujeres británicas se movilizaron para negociar un fin a la proliferación nuclear en sus ciudades natales. En oposición al apostamiento de misiles nucleares aéreos estadounidenses en la Base de la Fuerza Aérea Greenham en Berkshire, Inglaterrra, las mujeres de Greenham afirmaron su poder tomándose de las manos y formando una cadena humana de catorce millas alrededor de la base aérea. Su manifestación de casi veinte años atrajo la atención mundial y cosechó el apoyo de millones en todo el mundo.

Las siguientes fotografías y los testimonios que las acompañan son una muestra tanto de creatividad como del resultado positivo obtenido por mujeres que toman un espacio en masa.

Por favor, habilite JavaScript y install Flash para ver videos
Imperial War Museum
Ser más listas que la policía parecía ser algo natural para las mujeres de Greenham. Thalia Campbell recuerda una acción en la que las mujeres engañaron a los policías para que pensaran que estaban haciendo una fiesta de Día de brujas. Usando sombreros negros en punta y llevando escobas de brujas en la mano, lograron cortar parte de la valla perimetral con un cortapernos, lo que dejó a los oficiales atónitos y en una inferioridad numérica de setenta a uno.
Por favor, habilite JavaScript y install Flash para ver videos
Imperial War Museum
En el audio de esta entrevista de Imperial War Museum, Ann Pettitt brinda un relato directo de su experiencia al protestar en la base aérea de Greenham Common hace más de 20 años. Recuerda los modos creativos en que las mujeres pudieron burlar a la policía sin recurrir a la violencia, proclamando: "La protesta no violenta, como forma de protesta, es mucho más inteligente, ¿no?".
Image
Steve Tomalin
La no violencia fue un método de protesta de suma importancia para las mujeres de Greenham. Ver más grande >
Image
Steve Tomalin
Las mujeres se pararon tomadas de las manos alrededor del perímetro de la valla para "abrazar" la base. Ver más grande >
Image
Danish Peace Academy
En una ocasión, los oficiales de policía intentaron sacar por la fuerza a las mujeres de sus campamentos; ellas resistieron pasivamente no moviendo sus cuerpos ni una pulgada. Ver más grande >
Image
Danish Peace Academy
Las mujeres de Greenham levantaron campamento en septiembre de 2000 y dejaron un legado: el poder del liderazgo colectivo femenino. Ver más grande >

Las mujeres de Greenham

El escenario es Greenham Common, Newbury, Inglaterra. Treinta mil mujeres se reúnen para "abrazar" una base de la fuerza aérea y protestar contra el alojamiento de misiles nucleares de crucero estadounidenses. "Mano en mano, por nueve millas formamos una cadena viviente para encerrar los horrores de la guerra", dice una participante, "para pararnos entre ellos y nuestro mundo y decir: ‘enfrentamos su violencia con un abrazo de amor'".

Sarah Hipperson:

Simplemente nos sentamos o nos recostamos en el suelo. La esencia de la no violencia es... que no tiene que haber nada violento en ti o la gente que se está movilizando contigo. Y eso es muy, muy difícil. Me di cuenta de que apartar esa cosa física no era suficiente para mí. En verdad, tenía que prepararme antes de entrar en acción. Es un sentimiento extraño; es casi como una experiencia extracorporal. Entras en una especie de nivel superior de consciencia y así puedes ignorar en algún punto el dolor que estás sintiendo. También puedes ignorar los comentarios, sabes, cosas desagradables como que eres escoria y todo ese tipo de cosas. Recuerdo una vez que una mujer tomó una piedra y otras cuatro se apresuraron a acercarse y le dijeron: "Nosotras no lo hacemos de ese modo. No debemos nunca hacerlo de ese modo. Nos golpearán si llegamos a hacerlo así. Podemos quedarnos aquí para siempre mientras seamos no violentas".

Barbara Bloomfield:

La "valla tejida" fue un ejemplo orgánico de una protesta femenina y feminizada. Creció cooperativa, tentativa y colaborativamente. Era sutil y metafórica; no meramente contenciosa, como apuntar un arma a la cabeza del enemigo. Cultivaba la idea de la sabiduría de las mujeres y planteaba preguntas sobre la naturaleza de la protesta. Proponía un modo generoso de protestar, pero también les permitía a las mujeres expresar opiniones diferentes y discutir entre ellas.

Era un espacio hermoso y distinto, del cual los hombres generalmente no sabían qué pensar. Pero, en un mundo continuamente nuclear, también señala los límites del poder de las mujeres. Si solo pudiéramos poner tanta energía en la paz como ponemos en la guerra.

Pat Bailey:

Tengo vívido en la mente un evento al que nos dijeron que lleváramos algo ruidoso. Yo llevé dos tapas de cacerola. Hacían un barullo satisfactorio cuando golpeaban juntas, especialmente al combinarse con los aullidos de muchas mujeres. Más estimulante fue cuando las mujeres tomaron la valla de alambre y muy suavemente comenzaron a mecerla. Lentamente al principio, la valla se sacudió y empezó a balancearse. Pusimos más energía y la sacudimos con fuerza hacia delante y hacia atrás hasta que toda nuestra sección y otras secciones se tumbaron, con grandes aplausos. Aparecieron trozos de alfombra y se pusieron sobre el alambre de púas, y allá fueron las mujeres más valientes (no yo) para el asombro de la policía y el ejército que, en el interior, no podían lidiar con la impredecibilidad de lo que estaba sucediendo. Era en pequeña escapa, pero en muchos lugares a la vez. La sensación de energía emanada era muy liberadora.

Su legado

Los misiles estadounidenses dejaron Berkshire en 1991. Después de que fueran quitados, las mujeres se quedaron para asegurarse de que las tierras volvieran a manos de la comunidad. En 1997, la tierra fue finalmente vendida al Greenham Common Trust, con lo cual fue devuelta al consejo local por solo £1. A principios de 2000, se quitaron las vallas perimetrales de la vieja base y, después de 19 años de presencia continua en el lugar, las mujeres en campaña por la paz levantaron el campamento, empacaron sus cosas y se fueron.

Las mujeres de Greenham reconstruyeron el paisaje del activismo político reclamando el territorio alrededor de la base como una zona de mujeres. Su historia nos brinda una extrema comprensión de las extraordinarias posibilidades del liderazgo colectivo femenino.

 


Los testimonios de las mujeres son cortesía de Imperial War Museum y Yourgreenham.co.uk.

Fotografías de Sigrid Møller; cortesía de Holger Terp, Danish Peace Academy




Comentarios

Masum Momaya, Curator
Masum Momaya, Curator
Estados Unidos

In inserting their bodies in this way, women become transgressive and subversive forces, asserting their right to enter into world affairs and make political changes. What change do you wish to see in the world? How will you use your body to do so?

Kathryn Robinson - IMOW
Kathryn Robinson - IMOW
Estados Unidos

Change does not belong to an individual with an important title. Equality does not manifest from a persuasive speech delivered at a podium. Democracy does not grow from the barrel of a gun. Action does speak louder than words, and though different than the actions men might take, the actions women take to effect change can make a difference. The Women of Greenham demonstrate that perseverance and determination are more effective than brute force and than an effective movement can be organized without leaders, where everyone is responsible.

I think these women were very bold to have staged this protest and to continue it for nearly twenty years. I am quite inspired by this story.


Iniciar sesión





RSS


Toma de acciones

¿Qué es rosa y <br>quiere la paz?

¿Qué es rosa y
quiere la paz?

Únase a escandalosas, provocativas y creativas mujeres empeñadas en crear el cambio. Desde Guantánamo e Irak hasta Pakistán y Darfur, tome acciones con CODEPINK. (Inglés)